Mujer y Trabajo

A través de la historia hemos visto en las sociedades del mundo, como el rol de la mujer ha ido cambiando.  Hoy en día la mujer se ha insertado en la vida laboral ocupando un espacio importante en las empresas, aun en sociedades machistas como las latinoamericanas.  Sin embargo, su responsabilidad en casa sigue vigente, refiriéndome a todas aquellas mujeres que tienen claro la importancia de su rol de madre, esposa y ama de casa, o sea que la mujer que tiene un trabajo fuera de su casa ha duplicado su carga laboral.  Existen muchas razones por lo que sucede algo así, razones de peso por las que tiene que tomar un trabajo fuera de casa, algunas veces lamentables, algunas veces necesarias.   Indudablemente Dios creó a la mujer con una capacidad asombrosa, es dentro de la creación lo más sofisticado y aguantador que existe.  El trabajo en casa es pesado, no sé como en ocasiones se dice que una mujer “no trabaja” tan solo porque no tiene un puesto de trabajo remunerado en una empresa. Cuando usted lee el libro de Proverbios 31:10-25 usted podrá observar que la mujer hace muchas cosas y todo en función de todos los que la rodean, entendiendo, aquellos que viven bajo su techo, nuestra sociedad necesita más mujeres virtuosas y verdaderos hombres que honren a su mujer.  Si usted es una mujer virtuosa con el trabajo duplicado por razones lamentables y/o necesarias, recuerde que Proverbios le dice que  “…su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas”  y “Fuerza y honor son su vestidura”. 

Farid Cabrera

Anuncios

4 comentarios el “Mujer y Trabajo

  1. Este es un excelente tema. ¿Cómo mantener la dignidad del rol de madre? La respuesta a esa importante es clave para poder rescatar a la institución de la familia en nuestra sociedad. Esta respuesta necesita venir de instituciones como la Iglesia y las mismas familias.

  2. Indudable y gracias a Dios, uno de lo signos positivos de nuestro tiempo ha sido la valorización de la mujer en su inmensa capacidad de poder contribuir a un mundo mejor. Lo aun cuestionable podría ser, si esa enorme capacidad y potencialidad ha sido canalizada a: ¿Construir un mundo mejor o una mejor economía?. Mi respuesta es a lo segundo y es por ello que en lugar de mejorar las condiciones de convivencia entre las familias, sociedades y/o naciones modernas, este – el mundo – luce caminar hacia catástrofes mayores. Es claro que el paradigma del Dios Dinero – Dios moderno – o Dios de la Riqueza Material, ha dominado y orientado el hacer extraordinario de la mujer hacia esta minúscula área de desarrollo, perdiendo de vista la creación sistémica de la vida en el planeta y descuidando el centro de atención más relevante para la mujer, su hogar y su familia. Solo imagine usted todo ese potencial creativo, inteligente y de carácter para generar relaciones positivas y crear familias fuertes, sólidas y maduras que la mujer puede lograr en compañía de un buen padre a sus hijos, verdaderamente volcados en ese objetivo. ¿Cuál sería la situación en el mundo de hoy?

  3. Para la mayoria de mujeres, seamos remuneradas o no, el ser valoradas por la labor que realizamos en nuestro hogar creo que es la parte mas importante para una mujer, no porque lo necesitemos, sino porque en realidad sabemos que hacemos la diferencia. La mujer cuando sale de casa y se vuelve parte de esta fuerza generadora de ingresos para su casa, ya sea por razones lamentables o necesarias, es tambien motivo de orgullo para sus propios hijos, ya que saben que su mama no solo es productiva fuera de casa sino dentro de la misma, sigue haciendo su labor con todas las responsabilidades que su rol le exige. Comparto con Juan, si a esta capacidad que la mujer tiene innata le agregamos un esposo responsable y padre ejemplar, que diferente seria el mundo, cuando ambos padres van en la misma direccion y unen fuerza y valores para desarrollar hijos que puedan aportar esto mismo a la sociedad.

    • Profundizando un tanto en el rol productivo de la mujer fuera de casa – y por lo general, dejando de un lado, total o parcialmente la tarea de hijos e hijas – vale la pena considerar el valor multiplicado que genera, no solamente en lo económico, sino en la multiplicación de las otras grandes potencialidades que siembra en hijos e hijas a los cuales dedica su vida y formación, convirtiéndoles a todos en potencias generadores de bienestar que va mucho más allá de la limitada riqueza que logra generar por si sola. Si la pareja tiene por ejemplo, tres hijos, la mujer con el adecuado soporte de su esposo, es capaz de multiplicar por medio de sus hijos e hijas, riquezas mucho mayores en todo sentido, incluyendo las económicas. ¿ Por qué limitarse entonces?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s