Economia para Sacerdotes (3): La División del Trabajo


*Artículo escrito por Gabriel Zanotti, para el Instituto Acton para el Estudio de la Libertad, la Religión y la Economía de Argentina

Ahora que hemos visto el tema de la escasez, estamos en condiciones de ver la famosa cuestión de la división del trabajo.
Hay un interesante texto de Santo Tomás al respecto, al cual vamos a citar precisamente porque no era economista y nos puede dar una perspectiva más universal de la cuestión[1] . Cuando está justificando la naturaleza social del hombre, dice: “…El hombre es por naturaleza un animal político o social; cosa que ciertamente se pone de manifiesto en que un sólo hombre no se bastaría a sí mismo, si viviese solo…”. Como vemos, hay allí una noción básica de que la autarquía (la no relación con el otro) incrementa el problema de la escasez, que es tenida en cuenta por Santo Tomás en el párrafo siguiente: “… en razón de que la naturaleza en muy pocas cosas ha provisto al hombre suficientemente…”. Como decíamos la vez pasada, “la naturaleza” alude seguramente a la naturaleza física creada por Dios, y que como tal es buena, pero que, en relación al ser humano y después del pecado original, “…en muy pocas cosas ha provisto al hombre suficientemente…”. Y concluye: “…dándole una razón por la cual pueda procurarse las cosas necesarias para la vida, como ser el alimento, el vestido y otras semejantes, para obrar todas las cuales no basta un solo hombre; por lo cual ha sido naturalmente dispuesto que el hombre viva en sociedad”. Observemos: “…para obrar todas las cuales no basta un solo hombre”, esto es, hace falta una división del trabajo. “Por lo cual ha sido naturalmente dispuesto…”… ¿Por quién? Por Dios, obviamente… “…que el hombre viva en sociedad”. Esto es, la sociabilidad del hombre está en estrecha relación (aunque no solamente) con su indigencia, con la situación de escasez a la que queda expuesto después del pecado original, donde entonces la cooperación de unos con otros, “para conseguir las cosas indispensables para la vida” se hace indispensable. Sigue leyendo

Anuncios

Ser Empresario(a)


Conocí a una persona que incursionó en los negocios; El había sido un ejecutivo muy sólido que ocupaba una de las gerencias, en una de las empresas más grandes de la industria de lácteos en un país sudamericano. Parte de su trabajo era equipar a pequeños empresarios, que estaban interesados en distribuir los productos de la fábrica en mención. Al poco tiempo estos empresarios empezaron a crecer  y entonces él decide poner su propia distribuidora y abandonar la posición de gerente que ocupaba.

Desarrolló su plan estratégico, la visión, la misión, metas, objetivos etc., el personal sabía de memoria la visión y la misión de la empresa, todo el personal tenía una imagen excelente, todos uniformados, los camiones bien equipados y en aproximadamente un año estaba cerrando, un caso extraño tomando en cuenta el grado de conocimiento que tenía este amigo. Por otro lado, he conversado con una empresaria que no tienen ningún plan estratégico y su empresa sigue caminando, sus hijos hoy jóvenes profesionales le aconsejan que debe tener un plan estratégico y ella los ve con extrañeza porque su preocupación en ese momento, es el pago de la planilla de la quincena que esta terminando, ella esta en su tienda el mayor tiempo posible de la jornada laboral y le siguen surgiendo ideas para implementarlas.

Quisiera preguntarle a usted ¿que opina al respecto?, ¿por que?, un hombre profesional con conocimientos en toda la gestión de un negocio, no pudo desarrollar el suyo y una mujer con menos conocimientos si lo puede hacer.

Farid Cabrera

¿Cómo ser parte de ASEC?


Hemos tenido muchas personas que nos han escrito para formar parte de ASEC.  Adjunto ustedes encontrarán un archivo de Word que podrán descargar, completar y enviar por correo a Farid Cabrera (farcab@gmail.com), Presidente de ASEC.

La solicitud de información es la siguiente: SOLICITUD DE Informacion

¿Qué beneficios tiene asociarse?

Por una mensualidad de Q.125.00

  • Desayuno mensual gratis
  • precio preferencial en los seminarios
  • envío anual de informe económico vía correo electrónico
  • envío anual de informe de seguridad vía correo electrónico
  • envío anual de informe de remesas familiares vía correo electrónico
  • hacer links a través del blog de ASEC a cada página Web de los socios
  • consultas on line.

Economía para Sacerdotes (2): La Escasez (continuada…)


*Artículo escrito por Cecilia Vásquez Ger, para el Instituto Acton para el Estudio de la Libertad, la Religión y la Economía de Argentina

¿Qué podemos decir de la escasez que no esté dicho?
Pues trataremos de decir lo dicho de nuevo, ya que parece que lo dicho no se comprendió, y no sólo eso; lo que se comprende es al revés de lo que es. Así que el trabajo de difusión parece siempre llevarnos al punto de partida, uno no superado.
Nos gustaría agregar al mejor estilo Bastiat sobre “lo que se ve y lo que no se ve”, que el problema de la escasez está en esa parte de la realidad que cuesta ver por no decir “que no se ve”.  Sin embargo es allí a donde hay que volver una y otra vez si se quiere comprender los  fundamentos de la Economía, y aprender de sus posibilidades y  restricciones. Desde esa realidad, debemos pensar lo posible y lo sustentable. Sigue leyendo