Tan valiosa como el oro


Recientemente los sistemas de calidad están siendo cada vez mas importantes para las compañías alrededor del mundo, pero la mayoría de las veces están siendo implementados únicamente en papel. El departamento de calidad se convierte en un costo, en lugar de una inversión. Sigue leyendo

Anuncios

Evento: Cine-forum “El Llamado Empresarial”


Un banquero, un granjero en decadencia, un refugiado de China Comunista.  ¿Qué tienen éstos personajes en común?

Sigue leyendo

¡No me imagino cómo era antes!


Hoy tuve la oportunidad de ir a recoger un libro que un amigo de USA me regaló.  Él lo compró en Amazon y lo envió directamente a Guatemala.  Nunca imaginé la verdadera, titánica y heroica odisea que sería recoger un pequeño paquete en una aduana.  A continuación, detallo paso a paso mi aventura: Sigue leyendo

Corruptos por Costumbre


Un tercio de las empresas reconoce que ha tenido que pagar sobornos para realizar negocios en el país, según una encuesta realizada por el Banco Mundial (BM) que coloca a Guatemala en una situación similar a la que ocurre en Nicaragua, Honduras y El Salvador.

Así arranca un artículo hoy en El Periódico que desnuda nuestra lamentable realidad.  No importa cómo lo queramos maquillar, el estudio del Banco Mundial es contundente.  El 35% de las empresas en Guatemala se han visto involucradas en algún tipo de soborno, ya sea voluntario u “obligado”, una porción importante de nosotros hemos participado en este acto de corrupción.

Si bien el soborno no es el “peor” pecado del mundo (según criterios humanos que disfrutan categorizar lo que para Dios no tiene categorías…el pecado), es un pecado que desnuda una realidad interior que debe movernos a reflexionar: amor al dinero, avaricia, búsqueda de “éxito” a toda costa, irrespeto a la ley y una miope visión de negocios de cortísimo plazo. Sigue leyendo

Creados para Elegir


Últimamente, mi interés por la política (en todos sus términos) se ha hecho presente, tocando fibras y dándole la importancia que hasta ahora no le daba.

Entendí que es algo más que ejercer mi derecho como votante, es alzar la voz cuando debo hacerlo y callarme cuando no, la parte más complicada de todo. Sigue leyendo