Los Recesos y la Productividad

Mi esposa hace algún tiempo me habló sobre la importancia de tomar recesos durante el tiempo de trabajo,  generalmente son de 10 a 15 minutos cada hora y media de trabajo.  Últimamente he estado con muchos dolores de cabeza, por lo cual me he visto forzado a tomar esos descansos,  y la verdad,  he empezado a ver resultados.

La pregunta sin embargo es,  ¿cómo pueden ayudarnos éstos descansos en nuestra productividad?

Estos pequeños recesos nos ayudan a descansar la vista, estirarnos un poco,  hacer que más oxigeno y sangre llegue al cerebro, y refrescar un poco la mente, especialmente cuando estamos viendo cuestiones creativas o problemas complejos.  El problema aveces es que pensamos que ésos recesos son:  ir al baño, ir por agua o café,  revisar nuestro correo o el internet,  recibir una llamada, etc.  el tomar estos recesos requiere mucha disciplina, de hecho, la razón por la cual muchos no lo hacen es porque no saben que hacer en esos minutos.

Veamos 13 ideas de actividades que podemos hacer durante ésos minutos que seguramente nos ayudarán a que nuestra productividad aumente:

1. Escuche un podcast.

Existen numerables podcast de 10 a 15  minutos que pueden ayudarle a disparar su creatividad, dejar de lado la tensión muscular y/o relajar nuestra mente.  Todo lo que debemos de  hacer es ponernos unos audífonos, cerrar los ojos y disfrutar un poco de paz, relajación e información, especialmente en medio del caos de trabajo.

2. Compartan el receso con un compañero de trabajo.

Cuando lo hacemos solos, es probable que no tengamos  la fuerza para alejarnos de la computadora, pero si  tenemos  un amigo que lo haga con nosotros, es mucho más fácil tener una  rutina de descanso. Además, es una gran oportunidad para llegar a conocer mejor a nuestros compañeros.

3.Ir a dar un “paseo”.

 Podemos siempre ir fuera de la oficina y disfrutar de la calidez de la luz del sol,  la frescura del aire y un poco de brisa,  ésto  puede hacer milagros en nuestro cuerpo y mente. Al regresar, seguro y nos sentiremos listos para encarar el trabajo con nueva energía y una nueva perspectiva.

4. Cerrar los ojos y tomar 10 respiraciones profundas.

Levantémonos del escritorio caminemos, encontremos  un lugar tranquilo en donde podamos sentarnos, cerrar los ojos  y tomar unas cuantas respiraciones profundas.

5. Relajar los músculos de la cabeza.

 Lentamente giremos el cuello hacia la derecha y podremos notar si existe tensión en los músculos del cuello.  Debemos de hacer ejercicios para el cuello, especialmente si pasamos mucho tiempo frente a una computadora o en un escritorio.

6. Divirtámonos con buena música. 

La música es un increíble cambiador de  estados de ánimo, especialmente si tenemos la libertad de  levantarnos  y movernos con ella.  Lamentablemente aún existen empresas en donde a pesar de que su giro de negocio lo podría permitir,  todo lo contrario, lo prohíben y hacen que su gente se desmotive.

7. Eliminar algunas de las tareas de la lista de tareas pendientes.

 ¿Qué puede ser más satisfactorio que tomarnos el tiempo para ver nuestra lista de tareas y quitar las que ya hemos terminado?.

8. Comernos una fruta.  

En medio de un ajetreado día, cuando nos sentimos apresurados, es indispensable el poder tomar un descanso de 2-3 minutos para comer una manzana (o cualquier otra fruta que nos gusta).

9. Diga Gracias.

 Tomemos un post-it o una hoja y escribamos una “nota de agradecimiento”,  a esas personas en el trabajo que nos han ayudado en algo, ya sea laboral o personalmente.  Levantémonos el escritorio y vayamos a entregarlas,  seguro éso no solo nos ayudará a nosotros, sino a nuestros compañeros también.

10. Lea una revista o un libro. 

Elijamos una lectura que no tenga nada que ver con nuestro trabajo. Demole al cerebro el placer de no pensar, sino sólo de disfrutar.

11. Riámonos.

 Podemos juntarnos con un amigo a contar buenos chistes, leerlos o incluso verlos por Internet.  Recuerdo que una vez hicimos “la semana de la risa” con 3 amigos,  y en la hora del almuerzo cada quien llevaba su colección de videos en youtube para poder verlos y reírnos.  Esto lo podemos hacer con un par de videos y disfrutar de los beneficios de la risa.

12. ¿Tienes algo de artista?.

 Escribir un poema,  una entrada de blog,  pintar, o hacer alguna manualidad puede ser  divertido e incluso podemos  dedicarlo a algún compañero de trabajo. Puedes hacer un dibujo para tus hijos. Tomar algunas fotos de los alrededores. ¡Seamos creativos!.

13. Seamos ordenados. 

Una gran forma  de tomar un descanso es ordenar el desorden de nuestro escritorio y área de trabajo. No sólo es relajante, sino que también ayuda a activar el flujo de energía productiva.

Espero que alguno de estas 13 ideas puedan ayudarlos a crear la disciplina de tomar recesos mientras trabajamos,  seguro su productividad y sus resultados se los agradecerán muchísimo,  y recordemos que podemos combinarlos e involucrar a otras personas al hacerlos.

¿Ustedes tienen alguna otra idea que quieran compartir?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s